Twitch: La red social más de moda que no para de crecer

Seguro que ya has oído hablar de Twitch, una plataforma de streaming que nació con el objetivo de retransmitir partidas de videojuegos en directo entre la comunidad gamer, pero que actualmente abarca muchos otros ámbitos, como por ejemplo la música, el arte o la gastronomía. A día de hoy, esta red social ya cuenta con más de 15 millones de usuarios activos diarios, de los cuales el 65% son hombres mientras que el 35% son mujeres, según datos de GlobalWebIndex.

Este nuevo fenómeno que está sacudiendo el mundo de internet no es tan nuevo como pueda parecer: Twitch fue comprada por Amazon en el año 2014, tras una dura batalla con Google por hacerse con su control, y un desembolso de unos 970 millones de dólares. Lo que sí es nuevo es el grandísimo éxito que ha recibido la plataforma, especialmente durante el pasado año 2020.

Según datos de TwitchTracker, en abril del 2020, el número total de usuarios de Twitch creció en un 52% en comparación con el mes anterior, momento en el que empezó el periodo de confinamiento más duro en Europa y Estados Unidos. Podemos decir por tanto que la crisis de la COVID-19 y las restricciones de movilidad implantadas en gran parte del mundo han podido servir como catalizador de este fenómeno que ya parece imparable.

Las funcionalidades de la plataforma permiten concentrar a un gran número de personas en un mismo espacio y momento, un “live” o directo, donde se fomenta la interacción entre el streamer del canal y sus seguidores, de distintas maneras. Sería un formato parecido a Instagram Live (salvando las distancias) ya que son dos redes sociales muy diferentes. Ese “live” luego queda grabado y también puede visualizarse a posteriori.

Un ejemplo reciente podría ser el del español TheGrefg, que la pasada semana reunió en directo a más de 2,4 millones de personas en su canal. Repetimos: 2,4 millones de personas. ¿El motivo? Presentaba su nuevo skin para el videojuego Fortnite. Un skin que ahora sigue promocionando PlayStation en la store de Fortnite.

Otro claro ejemplo que demuestra el potencial que tienen estos streamers es el de Ibai Llanos. Su popularidad y resultados en la red social han crecido tanto este 2020 que ha decidido desarrollar un proyecto propio “Ibailand”, lanzado apenas hace unos días. “Ibailand” será un generador de contenidos en streaming (prometen partidos de ping-pong, padel, humor amarillo, consultorio de citas…) que contará con patrocinadores del más alto nivel. 

Esta capacidad para congregar un número tan grande de personas aumenta el alcance y la repercusión que pueden llegar a tener los anunciantes de Twitch, mientras conectan con su público objetivo de una manera natural gracias a las recomendaciones de los “streamers”.

Muchas grandes marcas como por ejemplo KFC, Kellogs o Duracell ya han empezado a publicitar en la plataforma, con un interés principal en atraer a la Generación Z, la más representada en la plataforma junto con los Millennials. En el caso de KFC, la empresa americana aprovechó una de las frases célebres entre los jugadores de PlayerUnknown’s Battlegrounds (winner winner chicken dinner) para colaborar con el streamer Lupo y promocionar la marca entre sus seguidores.

Las dos vías para publicitarse en la plataforma son a través de patrocinios y colaboraciones con eventos o “streamers”, y mediante anuncios de vídeo y display. Desde la propia página de inicio podemos acceder al denominado “Twitch Advertising”, un espacio dedicado íntegramente para los anunciantes donde se pone a su disposición toda la información necesaria en cuanto a formatos y especificaciones técnicas de los soportes publicitarios disponibles en su web.

Es evidente que Twitch tiene un grandioso potencial y que cada vez será más común encontrar a grandes marcas publicitando sus productos en la plataforma. Se abren así nuevos caminos en la relación entre marcas y compradores (con los streamers de por medio) y queda claro que ha empezado una nueva era en cuanto al consumo de contenidos. Estaremos atentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *